El ascenso de los jardines verticales

El ascenso de los jardines verticales - Espacio Verde

El ascenso de los jardines verticales

Por Gladys Escalante Arriola

Desde los jardines colgantes de Babilonia, pasando por el imponente jardín vertical del edificio Santalaia en Bogotá y las múltiples fachadas de oficinas en Lima que ahora están optando por estos diseños, los jardines verticales han contribuido al paisaje urbano y privado en el mundo.

Estos espacios verdes son áreas emplazadas y desarrolladas de manera vertical tanto en interiores como en exteriores, cuyo sistema fue creado por Patrick Blanc, un visionario botánico francés que contribuyó en demasía al paisajismo.

Hoy en día, la integración de espacios verdes a diversos proyectos se ha vuelto esencial. Sin embargo, no todos los proyectos cuentan con el área suficiente para poder emplazar cómodamente un jardín, por lo que los denominados ¨muros verdes¨ surgen en respuesta a la necesidad de incorporar áreas verdes a proyectos donde el metro cuadrado destinada al paisajismo es escaso.

Existen más de 20 sistemas distintos para hacer un muro verde y cada tipo está destinado a una situación concreta. Entre los tipos de muro verde, se pueden distinguir 2 grandes grupos: de sustrato orgánico, el cual es de menor duración, mantenimiento más frecuente y recomendado para jardines personales o de pequeña escala, así como los de sustrato hidropónico, los cuales tienen una duración más larga, ideal para jardines de difícil acceso y/o mediana – gran escala.

El ascenso de los jardines verticales - Espacio Verde

La implementación de este tipo de jardín vertical en cualquier proyecto ya sea público o privado, significa la obtención de beneficios que van más allá del sentido estético. Los jardines verticales se consideran estratégicos, debido a su gran impacto visual, por lo que son muy útiles en publicidad.

Asimismo, cumplen una función bioclimática al refrescar los ambientes en verano y generar una temperatura confortable en invierno, por ejemplo, en el caso de la fachada, el jardín vertical absorbería el 50% de la energía solar, el 30% es reflejada y solo el 20% alcanza directamente al revestimiento, coadyuvando a prescindir del aire acondicionado además de regular los niveles de humedad y aislar acústicamente del ruido hasta por 10 db.

Además, contribuyen a mejorar la calidad del aire, purificándolo de manera natural, llegando a atrapar 130 gr. de polvo por 1m2 de área verde vertical cada año, sumado a que 1 m2 de muro verde extrae 2,3 kg. de CO2 del aire y produce 1,7 kg. de oxígeno al año, resultando enormemente beneficioso para la salud.

A gran escala, un edificio de 4 plantas (60 m2) con una fachada verde filtra 40 toneladas de gases nocivos al año, en adición, este mismo sería capaz de atrapar y procesar 15 kg. de metales pesados.

Asimismo, permite aprovechar espacios residuales preexistentes no utilizados e incorporarlos al diseño, ahorrando espacio ya que su instalación no requiere metros cuadrados horizontales, además de tener la facilidad de poder ubicarlos en ambientes interiores, fomentando la interacción de las personas con un entorno vivo.

Las visuales que se pueden lograr con estos elementos generan un impacto positivo en el estado anímico de los usuarios, disminuyendo los niveles de estrés y ansiedad, mejorando así los niveles de rendimiento y productividad.

En términos económicos, los jardines verticales, sobre todo en interiores, se traduciría en la reducción de hasta 5ºC de temperatura, ahorrando $600/m2 al año (dólares estadounidenses) en sistemas de climatización según un estudio de Akira Hoyano, profesor del Tokyo Institute of Technology. Así también, es de bajo consumo hídrico y control fitosanitario, ya que no atraen la proliferación de insectos y bacterias.

El ascenso de los jardines verticales - Espacio Verde

Recomendamos la implementación de jardines verticales de manera estratégica para el aprovechamiento de área residual y en espacios reducidos, permitiendo integrar la presencia de paisajismo en los ambientes interiores y exteriores de los proyectos, contribuyendo con numerosos beneficios para la salud del usuario, el ambiente e incluso la ciudad.

Referencias

Fernández-Cañero, R., Pérez N., Quevedo, S., Pérez L., y A. Franco (2008). 

Ajardinamiento de fachadas y jardines verticales: otras formas de jardinería aplicadas a un desarrollo urbano más sostenible. https://redirect.is/hrf8im2

HAAS, E. et al. (2013). “Vertical greening systems, a process tree for green façades and living walls” en Urban Ecosyst 16:265–277.

MINKE, G. (2012). Muros y fachadas verdes, jardines verticales. Barcelona: Icaria editorial
Tránsito López, M. (2013). Tratamiento del estrés a través de las plantas. 

https://www.elsevier.es/es-revista-farmacia-profesional-3-articulo-tratamiento-del-estres-traves-plantas-X0213932413869658

Darlington, A.B., Dat, J. and Dixon, M.A. (2001). The bBiofiltration of indoor air: air flux and temperature influence the removal of toluene, ethylene and xylene. Environ.l Sci.Technol. 35: 240-246.

Wolverton, B.C., Johnson, A. and Bounds, K. 1989. Interior landscape plants for indoor air pollution abatement. NASA/ALCA Final Report, Stennis Space Center, MS (USA).

Disponible en: http://ntrs.nasa.gov/archive/nasa/casi.ntrs.nasa.gov/19930073077_1993073077.pdf

En Espacio Verde garantizamos el diseño e implementación de proyectos paisajistas siguiendo lineamientos y criterios sustentables.

¡Compartir es bueno!

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *